Historia de la Sogueria

Descargá nuestro explicativo en formato de impresion haciendo click aqui

La Sogueria
      Tradición argentina


La soguería cuya materia prima es el cuero crudo, a diferencia de la talabartería que trabaja con cuero curtido, tuvo origen en el Rio de la Plata, hace aproximadamente 4 siglos. En principio fue utilizado por los habitantes originarios y el gaucho.
Es el más autóctono arte argentino. Sus métodos fueron transmitidos en forma oral por los gauchos, quienes han legado  generación tras generación, la tradición de la manufactura en cuero crudo.
Esta creación rioplatense, tradicional y exclusiva, es reivindicada por los maestros  artesanos con cada una de las piezas que salen de sus manos.
El cuero crudo es el cuero en su estado natural, totalmente ecológico, sin componentes químicos que alteren su naturaleza. Tiene el color natural del animal, con todas las características de su piel.
Su proceso es lento y trabajoso, y cada paso es fundamental para lograr un producto de alta calidad.
El trabajo del soguero comienza con la elección de la materia prima: El cuero. Este debe seleccionarse cuidadosamente ya que siempre posee marcas que son cicatrices del animal, generada por varias causas.
Todos los procesos deben llevarse a cabo de manera impecable, ya que el trabajo previo permitirá alcanzar finísimos espesores en etapas posteriores, dando como resultado un producto sumamente delicado y exclusivo.
Usualmente, el cuero crudo se trabaja en combinación con el cuero de potro. De este último surgen los tientos. Materia prima fundamental para la soguería, ya que se utiliza para coser, unir, tejer, etc.
Poner particular hincapié en todos los pasos es la única forma de obtener como resultado un trabajo prolijo y suave al tacto, imprescindible para la confección de gargantillas, pulseras, y demás artesanías.
Para tejer diferentes tonalidades, se tiñe el tiento utilizando pigmentos naturales.
Este tipo de tejido de lezna, que es el nombre de la herramienta que se utiliza para lograrlo.
El tejido de lezna no era muy utilizado por el gaucho debido a su fragilidad: es un trabajo sumamente vistoso, que requiere de gran habilidad debido a la poca resistencia que presenta el tiento al ser tan fino.
Por eso, es utilizado para piezas de colección, más que para uso. Las rudimentarias herramientas del soguero le permitieron a lo largo de todos estos años,  tecnificar este hermoso oficio, tan nuestro.
La cuchillería es una de las ramas más tradicionales de la soguería. En este caso, el encabado
será trabajado con la misma exigencia y delicadeza que caracteriza a todas las piezas de  nuestro arte.
Solo un proceso minucioso lograra que la pieza terminada sea excelente. Permanentemente se busca la perfecta alineación de la hoja y el cabo en sus dos direcciones principales, ya que esto determina la forma en que será percibida: estéticamente perfecta y proporcionada.
A lo largo de todo un proceso, se busca exhaustivamente alcanzar un altísimo nivel en las artesanías terminadas.
En un excelente cuchillo no solo debe haber continuidad entre sus partes, sino también “equilibrio de botón”. Esto es, equilibrio entre el peso de su cabo y el de su hoja.
GLOSARIO
Cuero crudo: Piel del cuero vacuno, delicada capa superior, inmediatamente debajo del pelo.
Rio de la Plata: Virreinato fundado por los conquistadores españoles en 1776 en Latinoamérica, que incluía el actual territorio argentino.
Habitantes originarios: Tribus indígenas que poblaban nuestro territorio antes de la llegada de
los conquistadores.
Gaucho: Personaje  tradicional argentino dedicado a las tareas del campo, las cuales desempeñaba con gran habilidad. Era descendiente de Indígenas y mestizos que poblaban el país.
Soguero: Artesano que realiza artesanías de soguería, que son las confeccionadas con cuero crudo y tientos de potro.
Cuero de potro: Cuero de caballo, que se estira y se seca para poder cortar de el finas hebras llamadas “tientos”.
Tiento: Finas hebras de cuero de potro que se utilizan para coser, tejer, unir, etc.
Lezna: Herramienta utilizada por el soguero para tejer los tientos.